No es poesía

Te escribí un poema de lo más lindo.

No es por alardear pero hasta la luna, una uña rasgando el cielo pecoso, se puso celosa pensando que, desde ese día, para qué ufanarse de su belleza si en esa poesía te arrebatabas hasta la musa de los perdidos.
No obstante, el pecado de la soberbia me jugó un partido que sabía nunca le podría ganar y así fue, que en duermevela, lo canté con los labios sellados, desafiando la memoria que circula entre uno y otro oído.
El olvido me contó que las manos quietas fueron nutritivas y se tragó, de un bocado, la estética desesperada de esa poesía que sabía su designio: evaporarse como las nubes lloronas en la tarde.

No sabes qué lindo poema te escribí.
Pero no me hablaste.
¿Vos decís que te perdí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s